LAS MATEMÁTICAS COMO EXPERIENCIA

El juego de repartir creado por la Doctora Esther pillar Grossi para su tesis doctoral (video); brinda la oportunidad de crear un entorno de confianza, donde la destreza, basada en las múltiples relaciones y correspondencias matemáticas, se enmarca en las hipótesis que crean los conflictos entre los pensamientos aditivos y multiplicativos, engranados entre las bases de la lógica, el encuentro con el espacio topológico adecuado y un idioma propio para la creación de representaciones simbólicas, que ayudan a construir desde las experiencias que transforman las relaciones en operaciones con significado. Repartir unidades en espacios establecidos para crear conjuntos identificables, no es solo un pensamiento aislado. Repartir estos elementos, con el apoyo de un juego con reglas establecidas provoca los conflictos propios del pensamiento y con ello la construcción de los contenidos de las operaciones básicas matemáticas (suma, resta, multiplicación, división).

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.